Loading...

jueves, 2 de abril de 2015

QUE ES EL AUTISMO

















Así como ningún amanecer es igual al del día anterior, y mucho menos al del año anterior,así somos los seres humanos, exquisitamente "diferentes"

No sabía cómo empezar a escribir este artículo, pues era una mezcla de sentimientos encontrados de rabia, ira, tristeza y desolación. Pero también vuelvo y pienso que no vale la pena gastar energías con personas desadaptadas, porque no puede ser normal que en pleno siglo XXI, tengamos que vivir no solo la limitación de nuestros hijos con discapacidad, sino que también tengamos que justificarnos ante la sociedad. Hace algunos días me leía un diario de una madre de un niño con autismo, tenía que justificarse hasta con sus vecinos, cuando el niño lloraba, cuando el niño tenía rabietas.  
Querida sociedad será que también tengo que pedir perdón por tener un hijo con autismo? O mi hijo tiene que pedir perdón por ser una persona con autismo? Para las personas que no saben que es autismo, les voy a hacer una pequeña reseña digámonos así, sobre lo que es autismo desde el punto de vista de una madre, no desde el punto de vista científico.
El autismo o trastorno generalizado del desarrollo humano es una deficiencia de las personas en  la socialización, la comunicación, la imaginación, la planificación y la reciprocidad emocional, y evidencia conductas repetitivas o inusuales. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).  Las actuales tasas de incidencia son de alrededor 3 casos por cada 500 niños. 

Luego lo que hacemos las familias cuando nos diagnostican algún niño ó niña con autismo es buscar todos los medios necesarios para que nuestros hijos adquieran todas estas habilidades con las cuales no nacieron, y deben ser adquiridas en la medida de lo posible para poder llegar a interactuar en la sociedad, que no es precisamente lo más benevolente. En mi caso particularmente como mi hijo no necesitó medicación siempre ha sido tratado con terapias, dentro de ellas la más destacada la del Doctor Ivar Lovaas, (conocida en el mundo del autismo como método ABA), y de las cuales para el desarrollo de mi hijo han sido tremendamente importantes.

También quiero contarles que no todas los niños y niñas con autismo, tienen el mismo desarrollo, hay una falsa creencia de que las personas con autismo son auténticos genios, no eso no es así, igual que las personas que nacimos sin ningún tipo de limitación somos infinitamente distintos, lo mismo pasa con las personas con autismo, unos desarrollan muchas más habilidades que otros. Pero cada logro de estos niños ó niñas para nosotros como familia que somos los que vivimos el día a día es un triunfo, que lo vivimos y lo disfrutamos con infinita alegría y agradecimiento con Dios y con la vida por cada pequeño logro. Sí, es un triunfo cuando nuestro hijo nos responde cuando lo llamamos por su nombre, cuando nos mira fijamente a los ojos, cuando con 5 ó más años pronuncia sus primeras palabras, cuando aprende a saludar, cuando nos muestra un sincero gesto de afectividad, cuando nos regala una sonrisa ,etc. Todas estas pequeñas cosas que para el resto de la sociedad pasa desapercibido porque nació con ello y no tuvo que luchar duramente para poder llegar a conseguirlo, para nosotros son los dulces detalles que nos llenan la vida de alegría. 
Cuando estos niños se van adaptando a la sociedad en la medida que “pueden y se lo permiten”, entrecomillo el de poder y permitir, porque nos encontramos con personas que se dicen normales, y tratan de impedir a toda costa de que estos niños y niñas con autismo no se integren en la sociedad, actúan como todos los discriminadores, que juzgan en la primera oportunidad de la manera más despiadada sin importarles el daño que puedan hacer.

Luego no solo tenemos que tratar a nuestros hijos, si no enfrentarnos constantemente con el rechazo por parte de la sociedad. El problema es que las personas que se dicen normales a veces tienen más limitaciones que las mismas personas con autismo, ya que su inteligencia no les da para poder entender que si ese niño tiene en algún momento un determinado comportamiento es porque esta adaptándose a la sociedad que él no eligió para nacer y crecer abriéndose campo como en una jungla llena de fieras. La cuestión es que tenemos que aprender en muchas ocasiones asignaturas de derecho para con la ley en la mano hacer valer los derechos de nuestros hijos, y el respeto por sus libertades que también las tienen.

Mi idea es con mi granito de arena aportar información  a  la sociedad en general de lo que  es una persona con autismo,  en la familia y el día a día. Si eres el vecino de una persona con autismo seguramente de vez en cuando escuche gritar a esa persona, es posible que la música le suba el volumen más de lo normal, seguramente un día le salude muy efusivamente, no te asuste no te esta acosando, son los seres más inocentes del mundo, nunca son agresivos con las personas, solo se manifestaran así con las personas que ellos se dan cuenta les respetan y les quieren, nunca muestran afecto por alguien desconocido.
 Lo que si les puedo contar es que nadie en el mundo te dará tanto afecto desinteresadamente como un niño o una niña con autismo, son los seres más maravillosos del mundo y muchas personas en el mundo darían todo por un poco de afecto, ese es el premio más grande que Dios y la vida nos ha dado al tenerlos en nuestra casa en nuestro entorno. Espero que las personas que lean este artículo lo compartan, para poder llegar al  máximo posible de gente, y me den su opinión, pues saber lo que la sociedad opina en estos casos es de gran valor.Muchas gracias  por seguirnos, leernos, dejarnos sus comentarios y compartir nuestra información. Gracias,gracias,gracias.