Loading...

domingo, 16 de febrero de 2014

EL AMOR EN LAS PERSONAS CON AUTISMO

Nadie en el mundo te puede dar un amor más puro y transparente que una persona con autismo. He querido hacer referencia al tema del amor y el autismo ya que acabamos de celebrar con bombos y platillos el día de San Valentín. No escribo desde el punto de vista científico lo reitero, si no  desde nuestra experiencia con Juan Pablo, son las vivencias a lo largo de los años, las cuales me dan  autoridad para contar cada situación como puede influir en las personas con autismo, aún siendo a veces tan diferentes. Todos sabemos que el amor es el sentimiento más  poderoso en el ser humano, que es capaz de derrumbar las barreras más infranqueables que existan en el mundo. Con estos niños cuando empezamos a recorrer el camino lo primero que volcamos es todo el amor del mundo porque en el caso particular de  nuestro  hijo tenía resistencia táctil, no permitía ni una caricia le molestaba todo contacto físico, era  todo un problema llegar a tocarlo, por lo tanto a la hora de bañarlo y aplicarle el champú el jabón y la crema para el cuerpo  el mundo se le venía encima a mi pobre Juan Pablo.  Ahí es donde entró el infinito amor de madre, me dedique a hacerle masajes con aceite por todo el cuerpo, en principio eran una tortura para él, pero a medida que yo seguía persistiendo fue cediendo hasta el punto de poder llevarlo a la peluquería a  cortar el pelo, comenzó a recibir los abrazos y a darlos con todo el amor del mundo, pues cuando mi hijo da un abrazo lo da de verdad. Recuerdo cuando tenía aproximadamente cinco años que el psicólogo del colegio me dijo tienes un arma muy poderosa a tú favor, Juan Pablo es un niño que da y recibe mucho amor es un niño lleno de amor esto le ayudará mucho a lo largo de la vida, fueron unas palabras sabias. Cuando Juan Pablo se da cuenta que alguien lo quiere de verdad, no tiene inconveniente en decirle también te quiero, en responder a sus caricias y mimos. 

Hoy quiero darle las gracias primero que todo a mi hijo mayor y a mi hija que fueron de cierto modo los sacrificados, pues yo vivía volcada en ayudar a Juan Pablo y a veces llegaba al punto en cierta manera de abandonarlos a ellos sin darme cuenta, pero aún así  ellos han estado y siguen estando al lado de su hermano, llenándolo de amor todos los días de la vida, protegiéndolo y ayudándolo en todo lo que más pueden, jamás me han reprochado que él sea el hijo más protegido y cuidado por su madre, al contrario ellos también siempre están preocupados por el diario vivir de su hermano y por el futuro, es tanta su dedicación que a veces me siento culpable y pienso en qué momento me necesitaron  y no estuve a la altura por estar pendiente de su hermano?. Lo único que sé es que mis hijos son el centro de mi vida y las personas más importantes. Fuera de mis hijos también a lo largo de la vida mis hermanos y mi madre han sido y siguen siendo un estupendo apoyo,  siempre están ahí cuando pienso o pensaba que no podía más ellos con su infinito amor me dicen “tú puedes”, sigue adelante, no pares. Tengo que darle las gracias en general a toda la familia por el inmenso cariño que le han profesado a Juan Pablo, porque siempre lo han visto como  suyo, por eso hoy más que nunca gracias. Cuando uno sale de su país de origen conoce mucha gente y hay algunos amigos y amigas a los cuales les debo mucho, porque apenas conociéndome me acogieron y me brindaron su amistad de una manera que hoy en día puedo decir que los veo como parte de mi familia. No es fácil socializar cuando tienes un niño con autismo, en su infancia cuando su hiperactividad es avasalladora, sin embargo doy gracias a Dios y a la vida por todas las personas que me aceptaron con Juan Pablo,  y que hoy en día ven a Juan Pablo como uno más de su familia, de verdad desde lo más profundo de mi corazón “gracias”. Gracias a todas las personas que me han ayudado con su infinito amor porque sin ellas la vida mía y de mi hijo hubiera sido mucho más difícil, sin embargo todas las personas que nos han brindado su apoyo nos han hecho el camino más fácil. También quiero decirles que Juan Pablo sabe cuánto lo quieren y por eso vive muy agradecido, y el cariño de mi hijo es absolutamente sincero. 
Cuando a una familia le diagnostican a uno de sus hijos como autista lo primero que los padres hacemos es con todo nuestro amor tratar de ayudarlo lo más que podemos, hoy en día, de hecho existen estudios relacionados con el tema del amor en las personas con autismo dentro de ellos uno que dice que una sola dosis de la hormona oxitocina también conocida como “hormona del amor”‎- suministrada a través de un spray nasal ha demostrado mejorar la actividad cerebral durante el procesamiento de información social en niños con trastornos del espectro autista. Los resultados coinciden con los obtenidos en una investigación de 2002 con adultos autistas. En aquel caso, esta hormona mejoró la cognición social de los pacientes. Una sola dosis de la hormona oxitocina u "hormona del amor"‎, suministrada a través de un spray nasal, ha demostrado mejorar la actividad cerebral durante el procesamiento de información social en niños con trastornos del espectro autista, informan investigadores de la Yale School of Medicine‎ de EEUU.
"Este es el primer estudio de evaluación del impacto de la oxitocina en la función cerebral en niños con trastornos del espectro del autismo", explica Ilanit Gordon, primera autora del artículo sobre la investigación que publica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), y profesora del Yale Child Study Center.
Gordon y sus colaboradores realizaron un estudio de método doble ciego (herramienta que se usa para prevenir que los resultados de una investigación puedan estar influidos por el efecto placebo o por el sesgo del observador) con 17 niños y adolescentes con trastornos del espectro autista.
A los participantes, de edades comprendidas entre los ocho y los 16 años y medio, se les suministró al azar un aerosol con oxitocina o un aerosol nasal con un placebo, durante una tarea que implicaba hacer juicios sociales. La oxitocina es una hormona de origen natural hormona producida en el cerebro y en todo el cuerpo. 
Cuando leo todas estas investigaciones, cobra mucha más importancia el amor y el cariño que todos y cada uno de ustedes le han dado a mi hijo Juan Pablo, solo quiero decirles: MUCHAS GRACIAS POR ACEPTARNOS Y APOYARNOS.
Nos interesan sus opiniones, déjalas en el blog para nosotros es importante, gracias.